4
Ana Cecilia Carlos le ha dedicado 15 de sus 35 años a la más grande pasión de su vida: el fútbol. Esta chosicana de nacimiento, con más de una década de experiencia en el balompié femenino de primera división, busca volcar toda su experiencia hacia los niños y jóvenes que hoy dirige en el Complejo Deportivo Mangomarca, en San Juan de Lurigancho, como partede la Academia IPD 2018. Es la única mujer que dirige esta disciplina en el actual ciclo de verano.
 
"Llevo quince años trabajando en el fútbol, y he visto con satisfacción cómo otras chicas se inclinan por la dirección técnica de fútbol. Me ha pasado siempre que muchos de los chicos se sorprenden de ver que una mujer los dirigirá, pues es algo que ha sido poco común en nuestro país. Sin embargo, con el paso de los días he recibido la felicitación de sus padres por el trabajo que hacemos con ellos. Me he ido conociendo con los chicos y todos se van contentos de los entrenamientos", comenta.
 
La técnica nacional confiesa que su camino en el fútbol ha sido difícil por los prejuicios que aún lo rondan. No obstante, se siente satisfecha de haber cumplido varias de sus metas, pues asegura que para ella no existe ningún impedimento para que una mujer pueda comandar incluso un camerino de varones.
 
"No ha sido fácil ser entrenadora de fútbol por el machismo que existe. Es una lucha diaria. Como entrenadora siempre me puse metas y las he ido consiguiendo, tales como ganar títulos en torneos femeninos y masculinos. Quiero demostrarle a la sociedad que no solo los varones tienen la capacidad de realizar cualquier labor, pues las mujeres también somos capaces de dar la hora. El ambiente del fútbol no es complicado para una mujer como se dice. Uno tiene que poner en claro al grupo que dirija, ya sea masculino o femenino, cuáles son las reglas y objetivos. Nunca he tenido problemas con eso", cuenta Ana, campeona nacional de fútbol femenino en 2013 con el Real Maracaná de Chosica, con el que llegó a disputar la Copa Libertadores al año siguiente.
 
Carlos es una profesora con experiencia en la Academia IPD y trabaja técnica y mentalmente a sus dirigidos para que puedan trascender en este deporte a base de sacrificio y una buena línea de vida.
 
"Llevo ocho en trabajando con el IPD y me llena de orgullo haber sido parte de tres de sus sedes. Este tipo de iniciativas permiten que el deporte se desarrolle en ambos géneros. Estamos haciendo un buen trabajo con mis chicos. A ellos les digo que es importante sumar valores como persona, nunca descuidar sus estudios y luchar por sus sueños. Ellos pueden ser capaces de llegar adonde deseen, solo tienen que esperar su oportunidad, tal como yo lo he ido haciendo en mi carrera", indica.
 
Los objetivos de Ana Carlos continúa en la Academia IPD, donde espera aportar a la formación y captación de nuevos talentos del balón. Además, revela que tiene la meta suprema de hacer historia en el fútbol local convirtiéndose en la primera mujer en dirigir a un equipo de Primera División.
 
"Mi sueño es ser la primera entrenadora en Primera División masculimos y más adelante ser asistente o entrenadora de una selección nacional de fútbol. Para eso estoy estudiando y preparándome. Siempre hay que terminar lo que uno inicia", finaliza.
 
Las inscripciones al ciclo verano de la Academia IPD en el Complejo Deportivo Mangomarca, en San Juan de Lurigancho, aún están abiertas. Los requisitos para acceder a unas de las vacantes están consignados en la web del IPD.
 
Ana Carlos 2